El decorador llama dos veces


$ 2.99
Read It Now!


About the Book:

...
Una vez que llegamos a la habitación, giré el picaporte y entramos, atentos a los olores y a lo que podría haber dentro. No se veía absolutamente nada. Sin luz, atiné a buscar la tecla y encendí la lámpara del techo.
Al hacerlo, una bandada de murciélagos salió despavorida, atropellándonos a su paso. Nos agachamos y permanecimos así hasta que salió el último, algo rezagado. Luego, temerosos de encontrar quién sabe qué más, miramos dentro, pero comprobamos que la cama estaba tendida y sin arrugas, el piso limpio y no se veía rastro alguno de que la habitación hubiera estado repleta de esos inmundos animales. Ese fue el calificativo que les dedicó Elizabeth: a mí me parecían unos bichos exóticos y agradables.

Me resultó extraño que no hubiera desechos orgánicos sobre la alfombra, lo cual solo me llevaba a una inevitable conclusión: los murciélagos eran robots.
...



Snicks List Book Promotions

Sign In

Register

Reset Password

Please enter your username or email address, you will receive a link to create a new password via email.